Seguridad en transporte escolar tendrá nuevas herramientas

  • Algunos centros de educación aún no empiezan clases, pero desde ya se preparan para recibir a los alumnos. La imagen corresponde al servicio de transporte del colegio Montessori, que inicia actividades mañana, jueves. FOTO Manuel Saldarriaga

    Algunos centros de educación aún no empiezan clases, pero desde ya se preparan para recibir a los alumnos. La imagen corresponde al servicio de transporte del colegio Montessori, que inicia actividades mañana, jueves. FOTOMANUEL SALDARRIAGA

 comparendos fueron impuestos a vehículos de transporte escolar en 2017.
 EN DEFINITIVA

Además de las normas obligatorias para cualquier vehículo, los dedicados al servicio de transporte escolar deben cumplir otras, para garantizar la seguridad de los estudiantes.

 En 2018 el control a los vehículos y empresas de transporte escolar en la ciudad será mayor.

Según reportó la Secretaría de Movilidad de Medellín, durante 2017 se realizaron 168 operativos en las zonas escolares, se impusieron 930 comparendos y se inmovilizaron 137 vehículos que prestan el servicio.

La entidad agregó que las infracciones más frecuentes en esta modalidad fueron: falta del Soat, revisión técnico mecánica, extracto del contrato del servicio, ausencia de adulto acompañante en vehículos y sobrecupo.

El secretario de Movilidad de Medellín, Humberto Iglesias, afirmó que este año, además de los controles habituales, se tomarán nuevas medidas, para garantizar que los niños vayan más seguros a sus colegios (ver nota anexa).

Norma nacional

El transporte escolar en Colombia está regulado por el decreto 431 de 2017 del Ministerio de Transporte, que puede ser consultado en internet.

Según la normatividad, los vehículos que presten este servicio deben llevar una persona acompañante que tenga un contrato con la empresa transportadora, el vehículo requiere cinturones de seguridad en cada silla y debe tener una salida de emergencia operable, entre otros aspectos.

Además del cumplimiento de lo estipulado en el decreto, Humberto Iglesias recordó a los conductores la obligación de respetar los límites de velocidad, no sobrepasar el cupo máximo de pasajeros y llevar los documentos a la mano y al día, tanto los del vehículo como los personales.

Buena acogida

Oscar Suescún, gerente de la empresa transportadora Alto Nivel, que en la actualidad presta servicio en siete colegios privados de Medellín con 172 microbuses, afirmó que “los controles son buenos para los que trabajamos con apego a la ley, somos conscientes de que la actividad que desarrollamos es de alto riesgo”.

El directivo agregó que la empresa toma medidas preventivas “que superan las solicitudes de las autoridades”.

Ante quejas reportadas por algunos usuarios de sus vehículos, Suescún respondió que “en un trabajo con 2.800 familias, es imposible que no se presenten inconvenientes”, pero destacó que, según las evaluaciones recibidas, no hay indicadores de más de un 5% de inconformidad.

Aporte de los colegios

Además de cumplir con lo requerido en la norma, algunos colegios desarrollan estrategias y planes adicionales.

En el Montessori, por ejemplo, el 70% de los estudiantes hacen uso del transporte escolar. Este colegio dispones de un sistema satelital, en el que tanto el colegio como las familias pueden hacer seguimiento a la ruta en tiempo real.

La Compañía de María La Enseñanza cuenta con un comité de transporte y vigilancia del transporte, operado por una alianza ente Vía Terrestre y Orbitrans, empresas que le prestan el servicio a sus alumnas.

En el Colombo Británico llaman periódicamente a la Secretaría de Movilidad de Envigado para que verifique las condiciones de los vehículos e incluso revise la emisión de gases.