Movilidad eléctrica en Medellín, ¿a paso de tortuga?

Tras cuatro años seguidos de contingencias ambientales la ciudad evalúa nuevas alternativa

Calidad del aire en Medellín

El número de vehículos eléctricos en las calles no supera el 0.05 por ciento.

Foto:

Jaiver Nieto/EL TIEMPO

Por: Jacobo Betancur Peláez
18 de marzo 2019 , 02:13 p.m.

Pese a que ha transcurrido más de medio mes de medidas restrictivas al tráfico vehicular y la industria, un color plomizo volvió a percudir el paisaje de la capital antioqueña. Para muchos, esto pareciera ser parte de una película que se repite cada año.

Por esta razón, el concepto de la movilidad eléctrica volvió a coger fuerza y se ha proyectado como una de las alternativas más importantes de cara al futuro. Según coinciden funcionarios y científicos, allí está la clave para solucionar el problema de fondo.

No se puede dejar la solución al problema de la calidad del aire a la espera de que llegue el viento o entre más sol para que los niveles de contaminación bajen. Se deben tomar acciones concretas y sin duda alguna la solución es la movilidad sostenible”, dijo Daniel Felipe Díaz, secretario técnico del Consejo Mundial de Energía en Colombia, organización que busca abrir el debate en torno a la sostenibilidad energética del país.

Y es que, de acuerdo con calculos del Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA), el parque automotor aporta el 82 por ciento de las emisiones contaminantes, mientras las fuentes fijas (la industria) lo hace con el 18 por ciento.

Según cifras actuales del Registro Único Nacional de Tránsito, por las calles de la ciudad y de los municipios vecinos circulan 1.674.554 vehículos.

De esa cifra, la región registra solo 1.396 vehículos eléctricos e híbridos, que equivale a un 0,08 por ciento del parque automotor. 

Pero lo más preocupante aún es que los carros 100 por ciento eléctricos únicamente son 991. Es decir, el 0,05 por ciento del total de vehículos.

En contraste, el número de los que son a gasolina es de 1.554.578, que representa el 92,8 por ciento. (Ver infografía).

Pero, ¿ a qué se debe la abismal diferencia? ¿A qué obedece el que la migración masiva a vehículos eléctricos se encuentre atascada, como lo evidencian las cifras expresadas?A varios problemas. Los principales: los altos precios de compra y la falta de una cultura para el cambio.

“Los vehículos eléctricos aún tienen un costo elevado en relación con los vehículos convencionales. Aunque el gobierno les redujo el IVA al 5 por ciento, para incentivar su compra, aún existen barreras de acceso”, agregó Díaz.

Sin embargo, para expertos como el profesor Andrés Emiro Díez, investigador de la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB), la movilidad eléctrica va más allá del número de vehículos particulares. Para él, el núcleo de la electrificación está en los sistemas públicos de transporte pesado.

“La red del metro permite que más de un millón de personas se muevan en un transporte de tracción eléctrica, lo que es un tema fundamental. Sería muy bueno que Medellín también se fijara la meta de que el transporte de carga principal se hiciera en trenes con tracción eléctrica. El transporte de carga tiene un impacto gigantesco en la emisión de material particulado”, explicó Díez.

No obstante, para algunos expertos, Medellín cada vez más se perfila como líder en movilidad eléctrica. Esto, a pesar de que la infraestructura aún no soportaría una migración masiva a vehículos nuevos.

Díaz es uno de los que insiste en que Medellín ha realizado grandes avances en movilidad sostenible, sobre todo por estar construyendo estrategias a largo plazo. Además, resaltó la compra de nuevos buses eléctricos para el Metroplus y el aumento de las estaciones de recarga para vehículos eléctricos.

A su vez, Humberto Iglesias, secretario de Movilidad del Municipio, argumentó que el alcalde Federico Gutiérrez puso la meta de convertir a Medellín en la capital latinoamericana de la movilidad eléctrica, para aportarle de manera decidida a la calidad del aire. 

El funcionario indicó que esto se puede evidenciar en que el principal sistema de transporte masivo (metro, metrocable y tranvía) es 100 por ciento eléctrico. Para el Metroplus, que funciona a gas, compraron 64 buses eléctricos que estarán llegando en el segundo semestre de este año.

Los expertos y funcionarios consultados para esta nota, coincidieron que la movilidad eléctrica es el camino para solucionar de fondo el problema de la contaminación del aire. Pero, también lo está en fomentar una cultura de uso del vehículo eléctrico, así como construir más líneas en el sistema Metro.

Para el profesor Díez, el impulso a la movilidad eléctrica se debería convertir en una política de Estado, como en Suiza en donde los proyectos de electrificación están en la Constitución.

Pidió, también, que “el Estado se apoye más en la academia que en las empresas que venden vehículos”.

JACOBO BETANCUR PELÁEZ
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN
En Twitter: @JacoboBetancur